fbpx
Site logo

Aborto fuera de la Ciudad de México, ¿me voy a ir a prisión?

Desde el año 2007 el aborto voluntario fue legalizado en la Ciudad de México en embarazos de hasta 12 semanas de gestación.

Han pasado más de 15 años desde esta modificación al Código Penal del entonces Distrito Federal, lo que ha hecho que se consolide como la entidad federativa por excelencia para quienes buscan un aborto legal y seguro en México: en la CdMx no solo hay aborto legal “en el papel”, sino que hay una amplia oferta de clínicas especializadas que ofrecen abortos seguros y efectivos.

Marea verde manifestación para el Derecho al Aborto legal

La Interrupción del Embarazo es legal en 10 entidades federativas

Sin embargo, no todas las personas que necesitamos un aborto tenemos la oportunidad de trasladarnos a la capital del país, lo que ha dado lugar al mito de que las mujeres fuera de CdMx no podemos acceder a un aborto seguro o, de hacerlo, pondremos en riesgo nuestra libertad, salud o incluso nuestra vida… pero, ¿es esto cierto?

Para empezar, es necesario mencionar que ocho entidades federativas se han sumado a la lista de la legalización del aborto voluntario hasta las 12 semanas: Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Colima, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz; en Sinaloa también se legalizó la interrupción voluntaria del embarazo, aunque este caso el tope son las 13 semanas.

En todo México el aborto es legal en caso de que sea producto de una violación

Además de estas causales, en todos los estados de la República Mexicana el aborto es legal en caso de que el embarazo sea producto de una violación, y de ahí en adelante las excepciones a la penalización varían en cada Código Penal.

Las otras causales presentes en las leyes de cada estado (aunque no todas en todos) son en el caso de abortos accidentales -también llamados “imprudenciales” o “culposos”-, cuando por el embarazo corre peligro de muerte la vida de una mujer, cuando el embrión o feto es diagnosticado con alteraciones graves en su salud y/o desarrollo, por salud de la persona embarazada, por inseminación artificial no consentida, por causas económicas, por negación de la autoridad cuando el embarazo aún se encuentra en las semanas de gestación despenalizadas, por omisión de información de las autoridades, y en los casos de trastornos ginecológicos que impidieran saber el estado de gravidez.

Es decir, que sin importar en qué estado del país estés, hay excepciones que permiten que puedas acceder a un aborto legal sin necesidad de trasladarte a la CdMx. Lo siguiente importante es entender que estas causales, como todas las leyes en nuestro país, están sujetas a interpretación.

Por ejemplo, en nuestra cultura, la mayoría vemos solo violencia sexual en aquellos casos donde hay saña, heridas, gritos o forcejeo, olvidando que las violaciones también suceden en silencio, o incluso enmarcadas en relaciones amorosas como el noviazgo o el matrimonio.

Algunas manifestaciones de esto son cuando la pareja sexual ejerce presión para sostener relaciones sexuales, aunque previamente se le haya dicho que no; o cuando se consiente una relación sexual con condón y la persona que lo porta lo avería intencionalmente o se lo retira sin previo acuerdo ni aviso.

Algo similar sucede con las causales que tienen que ver con la salud y vida de la persona embarazada, pues la salud no es solo la ausencia de enfermedad, sino el pleno estado de bienestar físico, mental, emocional, espiritual, económico, social, etc.

Embarazo no planeado

En este sentido, si un embarazo no deseado y/o no planeado irrumpe con tu proyecto de vida, te causa miedo, angustia, ansiedad, depresión u otras secuelas que consideres que pongan en riesgo tu bienestar integral o incluso tu vida, quizá tu embarazo pueda ser interrumpido legalmente en tu mismo estado.

En conclusión, todos los Códigos Penales de todos los estados de la República tienen causales que hacen legal el aborto en sus territorios… eso sin hablar de sus excluyentes del delito, que en muchos casos amparan el ejercicio de los derechos humanos como una razón para que, digamos, ciertos delitos dejen de ser considerados como tales.

Lo importante para acceder a un aborto legal es conocer cuáles son las causales que se encuentran aprobadas en tu entidad federativa, así como tener asesoría para que la interpretación de estas sea favorable a tu caso.

Algunas veces esto puede ser difícil de conseguir en tu propio estado, además de los obstáculos para acceder a métodos confiables y seguros por la falta de clínicas certificadas y de capacitación en centros de salud y hospitales públicos, por lo que una opción puede ser solicitar los medicamentos, asesoría y acompañamiento profesional a la distancia en clínicas de la Ciudad de México, aunque sin la necesidad de viajar hasta ellas, con la certeza de que tu aborto está amparado en las leyes mexicanas, sin la necesidad de poner en riesgo tu salud, tu vida, tu futuro y mucho menos tu libertad.