fbpx
Site logo

Depresión después de un aborto

Las mujeres pueden presentar o no depresión tras un aborto, esto dependerá de cómo vivan el proceso ya que no es igual para todas. Las circunstancias, la reacción de sus personas cercanas o su pareja, el si fue voluntario o natural, el si recibieron atención médica o no y el tipo de atención y trato que les proporcionaron ahí, así como la información que tuviera previamente del proceso de aborto, van a influir en la manera de percibir esta vivencia como algo muy negativo no.

Si tu pregunta es si tras un aborto voluntario vas a tener depresión, la respuesta es NO. La depresión no es una consecuencia que ocurra irremediablemente tras el aborto, no tienen por qué estar relacionadas en absoluto. Sin embargo, los prejuicios, los tabúes y la imagen social del aborto en México que han alimentado los sectores anti-abortistas, han hecho mucho daño a la sociedad, pues sus discursos hacen que muchas mujeres se sientan culpables por su decisión y tengan ideas equivocadas de cómo se realiza el procedimiento.

En otros casos, estos tabúes también han afectado a las mujeres cuando han abortado de manera natural o por cuestiones de salud. En algunas ocasiones reciben un mal trato ya sea por el personal de salud o sus familiares, aunque claramente la mujer se enfrentó a una interrupción del embarazo que no deseaba, pues su plan era la maternidad, esto para muchas personas no ha sido un impedimento para juzgarlas.

Depresión después de un aborto

¿Cómo recuperarse de un aborto?

Es cierto que cada mujer que se haya realizado un aborto voluntario va a experimentar de forma muy personal la experiencia y va a ser muy diferente de lo que haya vivido otra. Su forma de verlo dependerá de sus expectativas, de su forma de afrontar los problemas de cualquier tipo, de su forma de ser y de sentir las pérdidas, así como de los factores sociales externos. Por eso, es muy pretencioso afirmar que la mujer va a tener una depresión, pues en la mayoría de los casos no es así.

Sí es frecuente que pueda tener un cierto grado de malestar psicológico o anímico durante un tiempo, pero esto queda muy lejos de la depresión, que es un trastorno psiquiátrico. Cuando una mujer experimenta esa sensación o sentimiento negativo, hay cosas que puede hacer para aliviarlo:

  • Nunca llevar este hecho en soledad. Debes rodearte de sus seres queridos, de personas que te entiendan, que empaticen contigo y te apoyen en el proceso.
  • Debes normalizar la situación, despejarte, hacer actividades que te gusten y sean motivadoras. No es recomendable quedarse en casa o parar tu rutina por este hecho, aunque sí puedes tomarte un tiempo prudencial para retomar sus actividades.
  • No te dejes llevar o influenciar por comentarios negativos respecto al aborto que puedan tener algunas personas.
  • Mira hacia delante, concéntrate en tus planes de vida de corto mediano y largo plazo.
  • Si ya tenías problemas de depresión previamente o sientes que en estos momentos realmente nada de lo que haces te permite manejar tus emociones, es recomendable solicitar apoyo psicológico de profesionales. Varias clínicas ILE de la CDMX prestan el servicio de atención psicológica, al ser brindado por este tipo de clínicas, puedes estar segura de  que podrás hablar sin pena y sin temor a sentirte juzgada.

Si tú tuviste que abortar por cuestiones de salud o malformaciones congénitas, así como si estas pasando un duelo por muerte perinatal, para superar el aborto es importante que recibas atención psicológica lo más pronto posible, muchos hospitales ofrecen esta orientación de manera gratuita por que saben que es importante y forma parte de la atención médica integral en estas situaciones. Si no la recibiste, puedes acercarte a la Asociación Mexicana de Tanatología, A.C. (AMTAC) para que te ofrezcan ayuda.