fbpx
Site logo

Papanicolaou (Citología cervical)

El papanicolaou es una prueba que debes de realizarte periódicamente con tu ginecólogo, la cual permite identificar anormalidades en el cérvix y de esta manera se logran prevenir enfermedades como el cáncer. Te platicamos cómo se realiza y qué se analiza en la también llamada citología cervical.

De las mujeres mexicanas que mueren de cáncer, 1 de cada 10 casos se deben al cáncer cervicouterino. Es por esta razón, y el hecho de que se pueden prevenir muertes, que existen grandes campañas para identificarlo en etapas tempranas. Una de las pruebas más empleadas para ello es el papanicolaou, es por eso que es una de las pruebas de rigor en tus chequeos ginecológicos.

Antes de que te expliquemos para qué sirve, te explicaremos brevemente cómo es que se desarrolla esta enfermedad.

Consulta Ginecológica

Evolución del cáncer cervicouterino

Tu cérvix o cuello uterino está formado de células que típicamente tienen una forma ovalada y un núcleo pequeño y centrado. Cuando una enfermedad como el VPH llega a tu cuerpo y contagia estas células, generalmente tu sistema inmune es capaz de hacerle frente, y tras dos años, eliminar al virus.

Sin embargo, si la persona infectada tiene sexo sin protección, y además con tiene un gran número de parejas sexuales a lo largo del tiempo, hará que su cuerpo esté expuesto constantemente al virus. Su cuerpo se verá rebasado, no logrará eliminar al virus, y este ganará terreno.

El virus altera la función de las células, por lo tanto en un inicio, las células del cérvix empezarán a cambiar un poco de forma. Posteriormente habrá otra etapa donde las células infectadas empezarán a crecer más de normal, serán distintas en forma pero aún conservarán su función. Por último estará la etapa inicial del cáncer, donde las células ya no lucen como células de cérvix, y no solo eso, ya no conservan ninguna función de ese tejido al que pertenecían, ahora están más enfocadas en crecer y multiplicarse rápidamente.

En un inicio estas células solo crecen de manera superficial, pero con el paso del tiempo el daño se extenderá más profundamente en el tejido. Tiempo después puede expandirse a tejidos cercanos como en la vagina o útero, y en casos mucho más graves, estas células hacen metástasis en otros órganos como la vejiga, el recto y los pulmones, entre otros.

Función del papanicolaou

Seguramente ahora te preguntas ¿por qué era importante la explicación anterior? Pues bueno, es para que entiendas cuál es la función del papanicolaou. En él, se hace un ligero raspado de tu cuello uterino para obtener células de esta área. Esta muestra se coloca en una placa de vidrio y un especialista las observa y analiza. Este especialista en patología, va a determinar si tus células tienen una forma normal o no.

Se hace mucho hincapié en realizar el papanicolaou de manera periódica, justamente para poder identificar los crecimientos anormales desde un inicio y así poder eliminarlas con los tratamientos, antes de que las células se vuelvan cancerígenas. Si ya son cancerígenas, también es importante detectar el cáncer en etapas tempranas, antes de que colonicen otros tejidos.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

  1. El médico va a pedirte que orines, te quites tus pantaletas y te coloques una bata.
  2. Tendrás que subirte a la camilla y colocarte en posición ginecológica.
  3. El médico colocará el espéculo (pato) dentro de la vagina, para poder realizar el procedimiento correctamente.
  4. El médico utilizará una espátula de madera muy delgada y rozará con algo de presión tu cuello uterino.
  5. La muestra se coloca en una placa de vidrio y se lleva al laboratorio.
  6. Te retirará el espéculo, y listo, la prueba ha terminado para ti.

La laminilla se tratará y analizará en laboratorio, y después de algunos días te darán los resultados.

Si se detecta una anormalidad ¿Qué pasa después?

El médico tendrá que confirmar el diagnóstico, para lo cual te pedirá:

  • Repetir el papanicolaou.
  • Realizarte una prueba de PCR para VPH. Para lo cual también se tomará una muestra de tu cérvix. La muestra se analizará en laboratorio y con pruebas genéticas determinaran si hay presencia de los subtipos de VPH que producen cáncer.
  • Colposcopía y biopsia. La colposcopía es una prueba en la que el médico utiliza un aparto especial que le permite ver a tu cuello uterino con más aumento y analizarlo. Esto se hace para ver si hay signos visibles de anormalidades. En caso de que lo crea necesario, puede tomar una o varias muestras del tejido (biopsia) para estudiarlas.

Con estas pruebas, el médico puede darte un diagnóstico más certero, sobre la etapa en la que se encuentra el daño, pre cancerígena o cancerígena, o incluso de si se trata tal vez de otra condición o enfermedad. Obviamente el tratamiento dependerá de la etapa en la que se encuentre la lesión, pueden ir desde la conización y criocirugía, hasta la extirpación más quimioterapia.

¿Cada cuándo debo de realizarme el papanicolaou?

Se recomienda hacer la prueba como mínimo cada 3 años, si tienes entre 30 a 65 años se sugiere que añadas una prueba de PCR para detectar el VPH cada 5 años. En mujeres mayores de 65 años ya no se recomienda la prueba. Toma en cuenta que, si el médico detecta ciertas anormalidades que le hagan sospechar que en un futuro pudieras desarrollar cáncer, puede indicarte hacerte los chequeos ginecológicos de manera mucho más frecuente.

Comments