fbpx
Site logo

Acudir a temprana edad a tu primera consulta ginecológica es muy importante porque es una manera de cuidarnos a nosotras mismas. Te explicamos las razones por las que debes de acudir cuanto antes y sus beneficios.

Desafortunadamente muchas pensamos que no es necesario acudir al ginecólogo a menos de que tengamos algún problema, pero no es así. En nosotras debe de existir, y a su vez, empezar a trabajar en la cultura de la prevención, la cual nos evitará muchos problemas de distintos tipos a la larga.

La edad ideal para acudir a la primera consulta con el ginecólogo es la adolescencia, sobre todo cuando hemos empezado con nuestro periodo menstrual. El médico puede explicarnos los cuidados que debemos de tener, y si no sabes mucho sobre educación sexual, puede aclarar varias dudas, como cuándo son los días fértiles, por qué menstruamos, etc. Si tu nunca has acudido al ginecólogo y ya no eres adolescente, no esperes, nunca es tarde para empezar a cuidar tu salud sexual.

Te decimos las cuatro principales causas por las debemos acudir a nuestra primera consulta ginecológica.

Problemas con la Menstruación

Es muy común que tengamos problemas con nuestros periodos menstruales. Muchas mujeres sienten mucho dolor, a otras les baja mucho flujo menstrual, otras tienen ciclos irregulares, en fin, podemos pasar por una o varias de estas situaciones. Pues el médico puede indicarnos si es normal o no, y qué hacer en caso de que se deba a algún padecimiento.

Uso de métodos anticonceptivos

La educación sobre métodos anticonceptivos debe de empezar desde antes del inicio de la vida sexual. De esta forma cuando tu tomes la decisión de tener relaciones sexuales, sepas cómo protegerte de manera segura y evitar tanto embarazos no planeados como ITS.

Otra razón importante para visitar al ginecólogo, es porque puede hablarte de los métodos más efectivos y cómo hacer el uso correcto del condón o cualquier otro método que elijas. No solo eso, no todas las mujeres deben de hacer uso de los métodos hormonales o no de cualquiera de ellos, y los desconocen. Siempre que vayas q utilizar un método hormonal debes de acudir con el medico para que evalúe su seguridad en tu caso.  

Así que, si quieres tener la certeza de que el método elegido es apto para ti, y que lo usas de forma correcta, acude a tu primera consulta.

Diagnóstico de enfermedades

¿No te ha bajado en meses?, ¿tienes flujo vaginal que huele raro?, ¿alguna molestia durante tus relaciones sexuales? Bien, en muchas ocasiones presentamos problemas y no sabemos si es algo normal o no, en otras ocasiones creemos que no es importante y que ya pasará, pero no. Ante cualquier síntoma anormal o dudas, es mejor consultar a un experto.

Buscar en internet no es la mejor opción, no se puede tener un diagnóstico por este medio. Un médico debe de revisarte y realizarte las pruebas necesarias para saber con exactitud si tienes una enfermedad y cuál es. Con estos datos puedes recibir el tratamiento correcto. Muchas veces cuando no se atienden las enfermedades en un inicio pueden presentarse complicaciones más graves, por eso siempre debes de estar al tanto de tu salud sexual.

También es importante acudir a las consultas ginecológicas, porque por ejemplo en situaciones como el que no baje, pueden indicar que hay un problema de fertilidad. Si planeas ser madre en un futro, será importante para ti el atenderte.

Prevención de enfermedades

Las mujeres podemos enfrentarnos a muchos problemas ginecológicos, creemos que esto solo es a edades más avanzadas, pero la realidad no es así, pueden pasarnos muchas cosas a lo largo de nuestras vidas. Podemos tener problemas de endometriosis, quistes o desajustes hormonales y metabólicos a temprana edad.

Cuando un médico lleva tu historial médico, sabe de tus antecedentes familiares y lleva un control periódico, le es más fácil identificar las enfermedades a tiempo, o indicarnos los cuidados si no queremos desarrollar cierto problema.

En otras opciones las enfermedades a prevenir pueden ser realmente graves, y la única opción de salvar nuestras vidas es con la detección temprana, como con el caso del cáncer. El médico puede indicarte cada cuando acudir a revisiones periódicas y qué tipo de pruebas puedes hacerte si tienes antecedentes familiares de cáncer, por ejemplo.  

La cultura de la prevención, es decir, acudir al ginecólogo de manera regular, previene embarazos no planeados, ITS y muchas enfermedades. Como te lo hemos dicho antes, en caso de presentar algún problema, se puede actuar a tiempo para no agravarlo o recibir un tratamiento que nos cure.

No acudas con cualquier médico

En muchas ocasiones creemos que acudir con médico general basta, pero no. El médico general tiene la función de encaminarnos, pero no es especialista. Los problemas ginecológicos deben de ser atendidos por el ginecólogo, para evitar desgaste emocional ante malos diagnósticos, o por la preocupación excesiva de que algo nos pasa y no sabemos qué es.

Además de escoger al especialista correcto, debemos de asegurarnos de que cuente con cédula para laborar y las certificaciones correspondientes. Asé que si aún no tienes un ginecólogo de confianza y vives en la CDMX o área metropolitana, te invitamos a conocer nuestro directorio de clínicas seguras. Puedes ser atendida incluso si eres menor de edad, no es razón para negarte el servicio de salud sexual, al contrario, es tu derecho.