fbpx
Site logo

Síntomas de rechazo del DIU de cobre – ¿Cómo saber si mi cuerpo lo rechaza?

El dispositivo intrauterino es un método anticonceptivo de larga duración, existen dos tipos uno que contiene cobre y otro que viene con medicamento el cual libera lentamente. La duración del DIU de cobre es de hasta 10 años y el DIU-LNG tiene una duración de hasta 5 años. Hoy te hablaremos de cómo puedes saber si tu cuerpo lo rechaza a través de determinados síntomas.

Es uno de los métodos más efectivos que existen con una tasa de embarazo no deseado durante el uso del método menor a 1%. Es además muy práctico y discreto, y dado que la paciente no lo maneja evita las fallas de método relacionaos al uso incorrecto. Se puede colocar en cualquier comento del ciclo menstrual, inmediatamente después de un aborto, inmediatamente después de un parto y durante la cesárea. Requiere de un profesional capacitado para su colocación y esta puede ser en algunas ocasiones molesta.

Cada uno funciona de diferente manera. El DIU-CU tiene cobre que lo cubre, este es tóxico para los espermatozoides y evita que lleguen al óvulo para fecundarlo. El DIU-LNG está medicado con levonorgestrel (un tipo de progesterona) el cual actúa haciendo que la capa interna del útero no sea receptiva para el embrión. En realidad existen pocas contraindicaciones absolutas para su uso entre ellas: deformación de cavidad uterina, alergia al cobre, cáncer de mama, sospecha de embarazo y cuando la paciente tiene sangrado de origen uterino que no se han estudiado.

DIU de COBRE, Síntomas de rechazo del DIU de cobre

¿Cómo saber si mi cuerpo rechaza el DIU?

Los efectos adversos del DIU-CU es que puede presentarse un sangrado mayor al habitual durante la menstruación sin que llegue a ser grave y dolor menstrual, son poco comunes solo 2 de cada 10 usarlas los presenta. En cuanto al DIU-LNG tiene menos efectos adversos que cualquier otro hormonal, que se su efecto es casi todo local y poco pasa a la circulación. Se puede presentar sangrado tipo manchado entre menstruaciones que mejora después de los primeros tres meses de uso, ausencia de menstruación, dolor de cabeza y dolor de senos.

Estos métodos son ideales para las mujeres que están dando lactancia, ya que no interfieren con la misma. También es un buen método para las pacientes que no toleran bien las hormonas o que son olvidadizas. Son muy discretos y lo deben percibirse durante las relaciones sexuales. Se pueden retirar antes del tiempo vida del dispositivos si así se requiere. La fertilidad regresa de manera inmediata en caso del DIU-CU que no contiene hormonas, en el caso del DIU-LNG puede tardar de 3-6 meses. No se asocian a infertilidad.

Consecuencias de no revisarse el DIU

El DIU-LNG también tiene beneficios no anticonceptivos, por ejemplo disminuye el dolor menstrual en las pacientes con endometriosis, disminuye la cantidad de sangrado menstrual, se usa en el tratamiento de algunos tipos de cáncer de endometrio e hiperplasia endometrial. Ambos deben de ser colocados por un especialista el precio varia desde 500-1000 pesos para el DIU-CU y de 3500-7000 pesos para el DIU-LNG, eso depende del médico que los coloque. Se pueden conseguir de manera gratuita en los hospitales de la Secretaria de Salud.

Las pacientes con infecciones vaginales y las pacientes de riesgo alto (usuarias de drogas, múltiples parejas sexuales sin protección y pacientes con VIH), deben tener cultivos vaginales y tratamiento en caso de infección antes de la inserción. La inserción se lleva a cabo en la oficina del médico. Es importante que se haga un ultrasonido transvaginal antes de la colocación para conocer la posición del útero y si existe alguna alteración importante de la cavidad uterina. Se puede colocar sin anestesia, si la paciente es muy sensible se puede poner anestesia local.

Efectos secundarios del DIU de cobre

Se lleva a cabo una revisión con ultrasonido inmediatamente después de la colocación, para asegurarse de que quedó bien colocado y nuevamente al mes. Después de la primera revisión, las subsecuentes deberán realizarse cada año y con ayuda de un ultrasonido, no sirve colocar el espejo vaginal y observar los hilos.

La tasa de expulsión es de 3-10% para el DIU-CU y de 3-6% para el DIU-LNG. El riesgo es más alto en pacientes con miomas, mujeres sin hijos o las que ya han expulsado un DIU previamente, en estas últimas el riesgo se eleva hasta un 14-31%. La mayoría de las expulsiones se produce en los primeros 20 días de la colocación.

Los síntomas de expulsión pueden varias, los principales son dolor tipo cólico, aumento de la secreción vaginal, sangrado entre menstruaciones, dolor durante las relaciones sexuales, que la pareja perciba el dispositivo durante las relaciones sexuales o síntomas de embarazo. En caso de estos síntomas es mejor acudir con tu médico.