fbpx
Site logo

Tu primera visita con el ginecólogx

La primera visita al ginecólogo puede ser un momento de incertidumbre y expectativa para muchas mujeres. ¿Qué esperar? ¿Cómo prepararse? ¿Es normal sentirse nerviosa? Si te estás haciendo estas preguntas, estás en el lugar correcto. Este artículo está diseñado para ayudarte a enfrentar tu primera visita ginecológica con confianza y tranquilidad, eliminando el misterio y reemplazándolo con información clara y precisa. Acompáñanos en esta guía que brinda una solución práctica y realista a las dudas e inquietudes más comunes que puedas tener sobre tu primer encuentro con el ginecólogo, facilitando así un paso esencial en el cuidado de tu salud sexual y reproductiva.»

Lo primero que queremos contarte es que la ginecología es una especialidad de la medicina que se encarga de la atención de la salud sexual y reproductiva de las mujeres por lo que se enfoca en los órganos del aparato sexual femenino. Las personas especialistas en ginecología atienden, entre otras cosas, lo que tiene que ver con tu ciclo menstrual, enfermedades de transmisión sexual, control anticonceptivo (métodos para no embarazarte) y prevención de enfermedades.

¿Cuándo acudir a tu primera revisión ginecológica?

Muchas chicas esperan a tener su primera relación sexual para acudir al ginecólogx, otras van cuando tienen su primera menstruación, algunas no acuden nunca hasta que se dan cuenta de que sucede algo anormal en su cuerpo como cuando hay una infección vaginal, un embarazo no deseado o algún problema en su ciclo menstrual.

Si bien no hay una edad exacta o un acontecimiento que indique que debas comenzar con tus consultas ginecológicas, recomendamos que tu primera revisión sea:

  • Entre los 13 y 15 años
  • Antes si es que inicias con tu vida sexual
  • O si notas algo extraño en tu ciclo menstrual o en tus órganos sexuales.

¿Qué va a pasar en la consulta?

No hay nada que deba mantenerte angustiada, en la primera visita a ginecológica, tu médica/o te conocerá mediante un cuestionario sobre tu historial médico y el de tu familia.

Lo más seguro es que te pregunte sobre tu menstruación, si has tenido relaciones sexuales, si tomas anticonceptivos, si has tenido algún embarazo o aborto y otras cosas relacionadas con tu historia médica y reproductiva. Es muy importante que seas sincera y respondas siempre con honestidad, pues, de esta forma, estarás cuidando de tu salud, no tienes nada de que preocuparte, ya que tu ginecólogx te preguntará siempre de forma profesional, nunca con la intención de juzgarte.

Después de esta charla te realizará algunos exámenes físicos. Sin duda, tu médico/a te explicará en qué consisten, te pedirá que te retires la ropa y te coloques una bata de exploración. Es normal que te sientas incómoda al estar desnuda, pero la bata permitirá que solo descubras las partes que sean necesarias. Si eres menor de edad, tu mamá o quien te acompañe deberá permanecer contigo todo el tiempo, si eres mayor de edad y así lo prefieres, también puede permanecer.

Entre los exámenes a realizar se encuentran:

  • Examen físico: como cualquier examen médico, revisará tu peso, estatura y presión arterial.
  • Examen de senos: explorará tus senos para identificar algún bulto o secreción anormal.
  • Examen pélvico: se efectúa únicamente si ya iniciaste con tu vida sexual o en caso de presentar algún síntoma extraño en la vulva, vagina o abdomen. Con guantes y un espéculo, revisará con su vista y tacto la vulva y vagina.
  • En caso de ser necesario, tomará algunas células para saber si tienes alguna infección vaginal u otro padecimiento.
  • Dependiendo de lo que observe en estos exámenes es probable que los complemente con algunos otros, si ese es el caso, antes de realizarlos, te explicará en que consisten dichos procedimientos.

Algunas recomendaciones para tu primera revisión ginecológica:

  • Elige una médica o médico que te inspire confianza, con quien puedas hablar sin vergüenza.
  • Pregunta todas las dudas que tengas sobre la revisión, sobre tu salud y tu sexualidad, ¡no te limites! Puedes hacer una lista en los días previos para no olvidar nada.
  • Si te preocupa la confidencialidad, pregúntale claramente a tu ginecólogx sobre cuál será la información que deberá compartir con tu madre o padre.
  • Si sucede cualquier cosa que te haga sentir incómoda, coméntalo con algún adulto de confianza y cambia de médicx, lo más importante es que te sientas cómoda y cuidada.
  • También, puedes ir acompañada por tu hermana, una prima o tía que te inspire confianza y seguridad en ese momento.

Después de la primera revisión ginecológica será más sencillo y sentirás menos nervios. Recuerda que la revisión debe realizarse al menos una vez al año o antes si encuentras cualquier síntoma extraño. No olvides que la principal responsable de su salud sexual y reproductiva eres tú y que estos chequeos te ayudan a prevenir enfermedades.

Si estás pensando en ir por primera vez al ginecólogx, en nuestro directorio, encontrarás Clínicas ginecológicas acreditadas, con profesionales empáticos que te harán esta consulta lo más agradable posible.